El Ayuntamiento de Amorebieta-Etxano se une a la campaña `Betikoa, gertukoa. Eskatu euskaraz, eskaini euskaraz´

13/12/2021
El objetivo de la campaña puesta en marcha por el Gobierno Vasco es dar respuesta al plan de fomento del euskera en el ámbito socioeconómico y animar a las personas consumidoras y vendedoras a hablar euskera en el sector comercial.

El departamento de Cultura y Política Lingüística del Gobierno Vasco ha puesto en marcha una campaña para fomentar el euskera en el comercio: `Betikoa, gertukoa. Eskatu euskaraz, eskaini euskaraz´. El Ayuntamiento de Amorebieta-Etxano se ha unido a esta segunda edición, junto a otros 59 municipios de la Comunidad Autónoma Vasca.

La colaboración de los ayuntamientos tiene especial relevancia en esta edición, ya que la difusión de la campaña se realizará de forma conjunta (EUDEL, UEMA, Diputaciones Forales de Bizkaia, Gipuzkoa y Araba, Ayuntamientos, cuadrillas y Mancomunidades). De hecho, se ha valorado muy positivamente el trabajo de coordinación realizado en los dos últimos años. La campaña estará en marcha hasta mediados de enero, haciendo así un guiño a las rebajas.

Euskara, el idioma del día a día y de confianza
Tal y como explicó Bingen Zupiria, consejero de Cultura y Política Lingüística, en la presentación de la campaña, es importante que en los ámbitos de comercio y consumo el idioma de servicio sea el euskera: «esta campaña responde a esta exigencia. Quiere activar a la ciudadanía, es decir, a las personas consumidoras, a utilizar el euskera en el momento de la compra. Y viceversa, quiere invitar a las personas que tengan una actividad económica en el municipio a que se expresen en euskera con la ciudadanía. La campaña relaciona nuestra lengua, el euskera, con las compras diarias, la cercanía y la manera de relacionarse dentro de nuestros municipios. Conecta lo cercano y lo autóctono con el euskera».

Además, el lema principal de la campaña coincide con la relación que se da en la compraventa. Es decir, la frase `Jarri betikoa´ inspira confianza en una tienda o en un bar. La campaña propone utilizar el euskera como lengua de uso cotidiano y como medio para generar confianza.